Menu principal

  • ES

Nicolás Jodal: “El éxito de un emprendedor empieza por la capacidad de ejecutar su idea”

Compartimos la entrevista realizada a nuestro CEO por la revista Escuela Virtual del Mercosur, en ocasión del evento Mega Experiencia Endeavor.

Una reflexión sobre su historia como emprendedor

Si a mí me preguntan mi historia como emprendedor, el recuerdo más grande es que yo siempre tuve fe que lo que estaba haciendo iba a funcionar. Si lo miro para atrás, la gente me miraba como a un loco pero siempre tuve la convicción –no sé de dónde la saqué- de que lo que estaba haciendo iba a funcionar correctamente.

¿De qué época estamos hablando?

Nosotros fundamos Artech en 1986, por ahí, ya hace muchísimos años. No existía la palabra ‘emprendedor’, me enteré muchos años después que yo era un emprendedor, antes no se sabía lo que era.

¿Y en ese momento cuáles fueron los principales desafíos a enfrentar?

Para mí, el mayor desafío es que yo era un buen ingeniero. Yo sabía lo que quería hacer y sabía del producto, pero no era un empresario. No sabía lo que era crear una organización. Mi gran desafío es volver a estudiar una cosa muchísimo más difícil que es informática y estudiar cómo funciona una organización, cosa que todavía sigo haciendo. A su vez, se desarrolla en la industria del software que ha crecido muchísimo en estos 20 años. ¿Cómo reflexiona sobre ese crecimiento y ese desarrollo y cómo las empresas lo pueden acompañar?

Cuando me preguntan “¿Cómo veo el software?” yo tengo una respuesta bien cortita: el software está invadiendo el mundo. No hay actividad humana en este momento que no haya sido profundamente transformada por el software. Yo creo que es algo equivalente a lo que pasó con el petróleo en el comienzo del siglo XX. En el comienzo del siglo XX el petróleo invadió el mundo, usamos petróleo cada vez para más cosas. En esto, ahora, usamos el software para más cosas, con la gran diferencia de que el poder de transformación del software todavía es muchísimo más poderoso que el petróleo. Y el software está invadiendo el mundo.

¿Cuáles considera que son oportunidades y tendencias actuales que las empresas deben tener en cuenta y aprovechar?

El factor más importante es el tema de las aplicaciones móviles. El hecho de que cada uno de nosotros tengamos un teléfono inteligente, y creo que no va a pasar mucho tiempo para que la gran mayoría del planeta tenga un teléfono inteligente, creo que eso lo cambia todo, porque hay que hacer software totalmente nuevo alrededor de ese tipo de cosas.

¿Cuáles son los aspectos clave que necesita un emprendedor para fortalecerse?

Para mí el punto más clave es que para ser emprendedor se tiene que conocer en profundidad el área en el que está trabajando. A mí, lo que no me gusta es lo que yo llamo ‘emprendedores de boliche’. Es decir, para ser un gran emprendedor, en el área que está, tiene que conocerlo en profundidad, tiene que haber llegado al límite del conocimiento y ahí realmente va a inventar algo realmente novedoso.  Sentarme en un boliche y pensar cómo podría arreglar el mundo nunca lleva a nada. Hay que estudiar y hay que prepararse mucho, hay que estar en la punta del conocimiento para poder ahí inventar.

¿Cómo observa hoy la coyuntura, la región, al país moverse en este escenario?

Lo que tenemos hoy es un gran cambio es que los países pequeños hoy tienen una ventaja. En otros momentos los países pequeños tenían desventaja porque no tenían economía de escala, el mercado era chico y demás. Ahora es al revés: el país pequeño lo que tiene es la capacidad de poder experimentar. Uruguay, por ejemplo, tiene dos cosas que no la tiene ningún país del mundo: primero, el Plan CEIBAL, que cada niño del Uruguay tiene un computador, eso no lo tiene ningún país del mundo; y lo segundo, es menos conocido pero también es igual de interesante, que todas las vacas de este país tiene una caravana. Eso, que es el sistema de trazabilidad, permitió que el precio de la carne de Uruguay sea de los más altos del mundo, normalmente es el número uno del mundo. Entonces, antes los países pequeños tenían pocas oportunidades, ahora tienen cada vez más oportunidades.

¿Cómo ve las redes sociales y qué oportunidades se van a generar dentro del desarrollo de la industria del software?

Las redes sociales, para mí, son naturales para el ser humano. El ser humano es un animal gregario que necesita conectarse. Vamos a tener cada vez más redes sociales, cada vez más vamos a estar conectados y vamos a tener formas de amistad cada vez más sofisticadas y totalmente diferentes a las que teníamos antes.

¿Una anécdota que haya marcado en su experiencia como emprendedor?

Cuando nosotros empezamos a hacer software, una anécdota interesante que tengo es que cuando hicimos el primer software y lo exportamos, el banco con el que estábamos haciendo la exportación nos pidió que hiciéramos una factura. Me acuerdo como si fuera hoy, que era de 20.000 dólares, nos rechazaron la factura porque decían que no tenía peso, no le habíamos puesto peso. Y le digo: “pero no tiene peso el software”, pero como era un mundo en el que todo era por peso le dije: “ponele 20 gramos”, por ponerle algo. Le puse 20 gramos y era 20.000 dólares y entonces después me llamó el gerente que quería saber qué producto estábamos vendiendo nosotros que salía 1.000 dólares el gramo. Era otro mundo totalmente diferente, no estaba acostumbrado a que había cosas que no eran átomos.

Finalmente, un consejo para los emprendedores que están por transformar su idea en una empresa…

Yo creo que lo más importante cuando alguien está empezando es la capacidad de ejecución. Las ideas nunca se sabe si son buenas o malas hasta que realmente no se ejecutan. Entonces, cuando uno empieza, lo más importante de todo es que tengan capacidad de ejecución. Se terminó el momento de idear cosas nuevas y seguir. Es el momento de concretar lo que se pensó en ese momento. Así que para alguien que recién empieza lo que más importa es la capacidad de ejecución.

*Fuente: http://www.evmportal.org/index.php?option=com_easyblog&view=entry&id=59&Itemid=306