Menu principal

Entrevista con José Elías: El futuro llegó hace rato

El reconocido blogger José Elías, invitado del XX Encuentro GeneXus, habló sobre eliax.com, un espacio que surgió como un hobby para informar a sus allegados sobre los avances científicos y tecnológicos, y que ahora recibe millones de visitas mensuales. Además, el dominicano reflexionó sobre el futuro de las redes sociales y el camino hacia una "explosión tecnológica" que impactará fuertemente en nuestra forma de concebir el mundo.

José Elías fue uno de los invitados de lujo del XX Encuentro GeneXus. Desde su blog Eliax.com informa e invita a reflexionar sobre temas tecnológicos a millones de personas, ofreciéndoles un espacio que nació como hobby y por el gusto de explicar hacia dónde se encamina el mundo en materia de ciencia y tecnología.
 
Su charla "La singularidad tecnológica* y su impacto en los negocios" atrajo a un numeroso público en la tarde del martes, segunda jornada XXGX.
 
Sobre su blog, su perfil profesional, el futuro de las redes sociales y el desarrollo tecnológico uruguayo, trata esta entrevista de Montevideo.comm:
 
En tu perfil de Eliax.com te describes como "predictor del futuro" y asesoras a empresas desde ese lugar, ayudándolas a entender hacia dónde vamos en materia tecnológica. ¿Cómo te convertiste en ese tipo de profesional?
 
Yo diría que empezó cuando era un niño. Vivía en República Dominicana y luego en Estados Unidos toda mi vida hasta el 2001, y era el tipo de niño que iba todos los días a la barbería de la esquina de mi casa a leer el periódico, cosa que mis amigos no hacían. Me encantaba saber lo último de todo. Después empecé a escribir cuentos, que se los daba a leer a mis amigos, sobre lo que yo creía que iba a pasar en el futuro.
 
Luego pasaron muchas cosas en el medio, terminé en Estados Unidos estudiando en la Universidad de Boston y ahí conocí a unos profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts y de Harvard que me dieron un trabajo asesorando empresas.
 
Ellos me descubrieron por Internet, yo me pasaba todo el tiempo hablando y respondiendo preguntas, antes de la web. En ese tiempo mis amigos y mi familia me preguntaban: "oye, ¿qué es tal cosa? Explícamelo" y yo les explicaba. Entonces con la llegada del e-mail empezaron a bombardearme preguntas y llegué a un punto que ya no les podía contestar porque era demasiado el volumen. Allí decidí escribir un libro, solo para mi familia y mis amigos, que se llamó "Maquinas en el paraíso", específicamente para explicarles todas las cosas que me preguntaban constantemente, sobre la tecnología, la ciencia, esas cosas. El libro gustó mucho a mi familia y amigos y lo fueron pasando cada vez a más personas, y eso en vez de aliviarme el trabajo me lo empeoró porque cada vez más personas me contactaban.
 
Ahí decidí abrir el blog, con el propósito inicial de que mi familia y mis amigos cercanos se informaran por ahí.
 
Escribías pensando en llegar a un número reducido de personas y diste un salto a millones de lecturas mensuales ¿Cómo explicas eso?
 
 
Creo que todo el mundo, independientemente de su profesión, de su grado de preparación académica, tiene curiosidad sobre este tipo de temas. Nosotros nacemos naturalmente tratando de entender las cosas, por eso el lema del blog es "Para mentes curiosas". A veces lo que sucede es que en los colegios o en las Universidades no se le habla de estas cosas a la gente, simplemente te preparan para una tarea técnica y ya. Entonces creo que lo que sucedió fue que la gente vio en el blog un lugar donde ellos se podían relacionar y entender las cosas.
 
¿Cuál es tu formación académica específica?
 
Soy lo que se dice en Estados Unidos un "computer engineer", que es ser tanto ingeniero de sistemas como diseñador de hardware; podríamos decirle un "arquitecto de computadoras". Eso es lo que estudié, pero luego me especialicé en sistemas distribuidos masivamente por Internet, eso es lo que me encanta.
 
La temática que te trajo al Encuentro GeneXus como orador fue "La singularidad tecnológica y su impacto en los negocios". Al hablar de la singularidad tecnológica se plantea como un cambio inminente, al menos en los tiempos que uno tiende a pensar las grandes evoluciones. ¿Cómo llegas a explicar este concepto cuando tienes que asesorar a una empresa?
 
La idea es que empiecen a pensar de una manera exponencial y no lineal. ¿Esto qué significa? Hasta hace pocas décadas las empresas, y los japonenses eran estereotípicamente los líderes de esa concepción, decían: "vamos a hacer un plan de nuestra empresa de 10 años y dentro de 30 años vamos a hacer tal cosa". Eso hoy en día ya no se puede hacer, porque el mundo cambia tan rápidamente que es imposible saber lo que va a pasar dentro de 10 años. Lo que sí sabemos es que va a haber mucho cambio, entonces el objetivo es que las empresas entiendan eso y vean las tendencias que están dándose ahora en los laboratorios de avanzada, en la investigación de software, para tener un vistazo de hacia dónde va la cosa, y sobre todo que no crean que esto va a llegar dentro de 50 años sino que va a llegar ya, pronto.
 
En cuanto a la Web 2.0, ¿crees que surgió en parte por esa búsqueda, por ese frenetismo en el avance tecnológico?
 
La gente quiere participar. ¿Cuántas veces leías un periódico y decías "ah, yo quiero comentar"? Pero te sentías impotente porque no podías publicar en el mismo periódico o no te sentías con las ganas de levantar un teléfono y llamar porque ni siquiera sabías si te van a contestar. La Web 2.0 ha permitido que los contenidos sean generados por los mismos lectores o que éstos interactúen con los generadores de contenido, eso surge precisamente de nuestra curiosidad y de querer interactuar.
 
¿Y está cambiando la mentalidad de la gente? Porque cuando hablas de singularidad el avance tecnológico va de la mano de un cambio en la forma de pensar el mundo...
 
Si, de un cambio social. Creo que lo que está sucediendo ahora es que más que nunca el famoso "melting pot" del que se hablaba hace tanto tiempo, de que nos vamos a mezclar todos, por fin está sucediendo. Y creo que eso va a tener grandes repercusiones no sólo en el plano tecnológico sino social y de la forma de ver el mundo.
 
Por ejemplo, he expuesto artículos comentando las noticias de atrocidades que se cometen algunos países, temas de derechos humanos, y son noticias que habitualmente no nos llegarían, pero ahora quizá por Facebook o Twitter da la casualidad de que un amigo tuyo vive en un país "x" y pasa algo allí y te enteras de ello. Y dado que tienes una relación personal con esa persona, sientes esos problemas aún más que si simplemente escuchas la noticia: "mataron 100 personas en África". Si te lo cuenta un amigo tuyo la cosa cambia.
 
Tengo la teoría de que independientemente de que los organismos como la ONU, que no creo que de verdad haga mucho, o los mismos gobiernos, que hacen menos todavía, traten de unificar al mundo, aunque ellos no lo hagan de manera metódica, creo que de manera caótica la misma sociedad se va a integrar. Y va a llegar un momento en donde todo ese sentimiento de cambio se va a traducir en un cambio a nivel gubernamental y político.
 

¿Y puedes intuir hacia dónde va a llegar este tema de las redes sociales?
 
Creo que todo va a llegar ser en tiempo real, eventualmente. Y que va a haber una integración de nuestros sentidos con los sentidos de las otras personas. Esto es que si yo estoy sintiendo algo y estoy en un café, la otra persona va a inmediatamente saber lo que está sucediendo, e inclusive sin yo tener que twittearlo o ponerlo en Facebook, simplemente con estar ahí. Todo va a ser automático.
 
¿Filosóficamente te has planteado por qué se da esta escalada exponencial de tecnología?
 
No sé si desde el punto de vista filosófico, pero es un producto natural de la evolución misma del universo. ¿Qué sucede? Si nos ponemos a pensar en lo más primordial del universo en sí, esto es la evolución. Y no estoy hablando de la evolución de que descendemos de los monos y demás, eso es evolución biológica, yo hablo de evolución generalizada. Y la evolución por sí misma implica que se prueben muchas cosas diferentes y las que sobreviven sigan avanzando más. Ese concepto de que las cosas van cambiando y mejorando, implica naturalmente que como se van a hacer cosas cada vez mejores, se van a hacer más eficientes. Entonces filosóficamente es un concepto intrínseco de la evolución esto que está sucediendo, de que las cosas con el paso del tiempo se mejoran más y debido a que hay una mejora también se acortan los tiempos.
 
A raíz de tu participación en este Encuentro GeneXus, ¿cómo ves el avance tecnológico en nuestro país?
 
Siempre he pensado que Uruguay, inclusive Argentina y Chile, sorprenden con su nivel tecnológico. El mismo ejemplo es GeneXus, es una plataforma que compite con lo mejor que pueda ofrecer la gente de Estados Unidos: Google, Facebook; sólo que en otro renglón, en el renglón empresarial. Y eso es algo que muchas personas latinoamericanas no aprenden a valorar, porque hay un estereotipo de que lo mejor del mudo está en Estados Unidos o en Europa, y se olvidan que nosotros tenemos personas valiosas.
 
¿Conociste el impacto del Plan Ceibal en Uruguay? Es la implementación en Uruguay del programa One Laptop per Child
 
¿Lo hicieron? Qué bueno. Siempre he dicho que si fuera presidente algún día mi prioridad número uno y sobre todas las cosas sería la educación. Porque cuando tú te educas ahí es donde valoras a las otras personas, y entiendes mejor los problemas de la sociedad. Las raíces, todo avance tecnológico de cualquier nación se tiene que fundar en la educación.
 
(*)
"Singularidad Tecnológica se refiere a un evento en el tiempo en donde ocurrirá una ‘explosión de inteligencia' ocasionada por Inteligencias Artificiales (IA), que serán capaces de crear a un ritmo exponencial otras IAs aún más avanzadas, y esas otras más avanzadas, y así sucesivamente en una explosión que hará que cualquier ser de ese entonces tenga el poder computacional e intelectual que quizás toda la humanidad de hoy día combinada". (eliax.com)
 
*Originalmente publicado en Montevideo comm

Puede ver el video de su presentación aquí